El modelo L’Hospitalet

NÚRIA MARÍN

El próximo mes de mayo se cumplirán 40 años de ayuntamientos democráticos. En estas cuatro décadas, L'Hospitalet, como otros municipios, ha experimentado una profunda transformación que hoy la ha consolidado como segunda ciudad económica de Cataluña y uno de los motores del área metropolitana. Del franquismo y el desarrollismo especulativo heredamos una ciudad dormitorio con un grave déficit de servicios y muchas calles aún de tierra. Recibimos un suburbio de Barcelona, pero nos pusimos a trabajar y revertimos la situación.

 Marín: “Recibimos un suburbio de Barcelona, pero nos pusimos a trabajar y revertimos la situación”. Foto: archivo.

Marín: “Recibimos un suburbio de Barcelona, pero nos pusimos a trabajar y revertimos la situación”. Foto: archivo.

Hoy, L'Hospitalet es una ciudad de las llamadas emergentes y con un modelo consolidado y un proyecto de futuro. De no tener ni una sola plaza hotelera, actualmente somos referente en el turismo de negocios, gracias a la Fira y a la consolidación del Distrito Económico alrededor de la plaza de Europa.

“De no tener ni una sola plaza hotelera, actualmente somos referente en el turismo de negocios”

Nuestro modelo se basa en un axioma muy simple: generamos riqueza para redistribuirla invirtiendo en los barrios, en servicios sociales y en la creación de puestos de trabajos. Este ha sido el objetivo constante del presente mandato: intentar atraer inversiones compatibles con nuestros proyectos estratégicos, el turismo de negocios, el Distrito Cultural, la biomedicina como nuevo reto económico y la cobertura de las vías del tren y de la Granvia hasta al río para superar las cicatrices que aún fracturan la ciudad y separan los barrios.

Este modelo nos ha permitido que la crisis económica no colapsara la ciudad. La fiscalidad obtenida por la Fira -con el Mobile World Congress delante- y las nuevas empresas nos han permitido mantener servicios que los recortes de los gobiernos central y autonómico habían dejado sin dotación, como las guarderías, las becas comedor y el apoyo para combatir la pobreza energética, entre otros.

Iniciamos el mandato que ahora finaliza con las conclusiones de un proyecto participativo que pusimos sobre la mesa. De allí salieron las líneas estratégicas para el futuro de la ciudad y trabajamos para alcanzar los objetivos marcados. Gracias a este trabajo, el Gobierno de Beijing abrirá en L'Hospitalet, en la antigua fábrica Godó y Trias, el primer gran centro de medicina tradicional china en Europa, muy cerca del futuro Pol Biomèdic Bellvitge. El Cirque du Soleil también ha elegido nuestra ciudad como sede estable de sus espectáculos, reforzando nuestro proyecto de Distrito Cultural. Asimismo, el grupo Planeta ha abierto un centro formativo en el edificio de los antiguos juzgados, que ofrece becas a nuestros jóvenes.

“El Cirque du Soleil ha elegido nuestra ciudad como sede estable de sus espectáculos”

Y es que la educación también forma parte, como eje transversal, de nuestros grandes objetivos. Queremos que nuestros jóvenes estén bien formados para que puedan aprovechar los beneficios de la nueva economía que se ha instalado en los últimos años en la ciudad. En este sentido, hemos ido impulsando diversas iniciativas para consolidar una oferta educativa singular y complementaria a la de la escolarización obligatoria.

Una de estas experiencias de más éxito ha sido la Escuela Municipal de Música-Centro de las Artes (EMMCA), que forma cada año a 2.000 chicos, pero que va más allá. La EMMCA es también un instrumento de integración social y los datos demuestran que los chicos que participan mejoran su rendimiento académico, especialmente en matemáticas. Este éxito ha sido identificado por la Unión Europea, que recientemente nos ha pedido liderar una red de ciudades con el fin de exportar este modelo en Europa.

“La Unión Europea recientemente nos ha pedido liderar una red de ciudades con el fin de exportar este modelo en Europa”

También hemos puesto en marcha un programa financiado por el Ayuntamiento de refuerzo de inglés en los institutos, que consiste en clases de práctica de conversación con profesorado nativo. Queremos que los jóvenes mejoren su nivel para que puedan integrarse mejor en un mercado laboral donde el conocimiento del inglés es cada vez más necesario. No queremos que ninguno de nuestros jóvenes pierda oportunidades y, aún menos, en su ciudad.

Hemos trabajado igualmente en el terreno de la segunda oportunidad para aquellos chicos que no han podido superar con éxito sus estudios, prestando especial atención al sector de la restauración. Tenemos dos centros que actualmente forman jóvenes en este terreno: el CEMFI, de titularidad municipal, y El Repartidor, una experiencia de colaboración pública y privada liderada por la Fundació El Llindar. En ambos equipamientos se prepara a los chicos para que puedan incorporarse al sector. Es también una experiencia de éxito, ya que casi la totalidad de los alumnos dejan los centros con trabajo una vez finalizan la formación.

Queremos un L'Hospitalet que genere riqueza, dé oportunidades a su ciudadanía y vele por la convivencia. En nuestra ciudad hemos aprendido a convivir desde el principio. Hemos sabido establecer el diálogo y la cohesión entre los vecinos de toda la vida, los que llegaron hace unos años desde el resto de España y los venidos más recientemente de otros continentes. L'Hospitalet podemos decir que ha sido un modelo de convivencia. Y queremos seguir siéndolo.

“Queremos un L'Hospitalet que genere riqueza, dé oportunidades a su ciudadanía y vele por la convivencia”

Por ello trabajamos intensamente en la educación, pero también en el deporte, concebido igualmente como una herramienta de integración que va mucho más allá de la mera práctica deportiva. El deporte mejora la salud de nuestros ciudadanos, contribuye a una mayor convivencia y ahora también se ha convertido en una fuente de oportunidades. Disfrutamos en L'Hospitalet de un conjunto de instalaciones de primer nivel, que junto con los hoteles que han nacido en los últimos años conforman una oferta muy competitiva para atraer turismo deportivo.

Cada vez son más los equipos que eligen nuestra ciudad para hacer concentraciones, entrenamientos especiales y competiciones, como el reciente Campeonato Mundial de Halterofilia Máster. En diciembre acogeremos el Campeonato de Cataluña Universitario de Deportes de Equipo. En definitiva, el deporte se ha convertido también, paralelamente, en una forma de economía que genera nuevas oportunidades que debemos aprovechar.

“El deporte se ha convertido también, paralelamente, en una forma de economía que genera nuevas oportunidades que debemos aprovechar”

Este es el modelo L'Hospitalet en el que se basa nuestro proyecto estratégico de futuro. Nuestra situación de centralidad en el área metropolitana, una excelente comunicación y formar parte de la marca Barcelona nos favorece. Pero nada hubiera sido posible sin el trabajo duro de muchas personas en estos 40 años de ayuntamientos democráticos.

Núria Marín.

Alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat