Las encuestas preelectorales en la prensa: pronósticos, tratamiento y legitimidad

REINALD BESALÚ, SALVADOR PERCASTRE-MENDIZABAL y CARLES PONT-SORRIBES

Las encuestas preelectorales son uno más de los instrumentos de campaña que los partidos políticos utilizan tanto para orientar sus estrategias como para construir discursos sobre la propia fuerza y la de los rivales (Aira, Curto y Rom, 2009). En este sentido, los pronósticos de las encuestas y la interpretación que hacen los actores políticos y mediáticos pueden tener una incidencia en la decisión de voto de los ciudadanos. Así, se han descrito los efectos bandwagon (votar por el candidato que las encuestas sitúan en primera posición para sentir que se forma parte de la mayoría social), underdog (votar por un candidato al que las encuestas pronostican un mal resultado, por considerar que los pronósticos le son injustos), o letárgico (no ir a votar porque las encuestas dan unos resultados muy claros, con una opción ganadora a mucha distancia de las otras), entre otros. Sin embargo, la determinación de si la prensa, con su tratamiento de las encuestas preelectorales, influyó en la decisión de voto de los ciudadanos en las elecciones al Parlament de Catalunya de 2015 desborda los objetivos de este capítulo, ya que ello requeriría un análisis empírico de la recepción. En lugar de ello, se propone un estudio detallado de la presencia y el tratamiento que la prensa dio a las encuestas preelectorales durante la campaña y durante los días posteriores a las elecciones, con el objetivo de ofrecer una visión global sobre la forma como los sondeos, convertidos en un actor político más de la contienda electoral, fueron conceptualizados por los diarios.

 Hemiciclo del Parlament de Catalunya. Foto: Enfo.

Hemiciclo del Parlament de Catalunya. Foto: Enfo.

El análisis del tratamiento dado por la prensa en las encuestas, además, resulta de gran interés si se tiene en cuenta que la campaña de las elecciones al Parlament de Catalunya de 2015 se produce en un contexto de pérdida de credibilidad de los sondeos, por haber ofrecido pronósticos electorales finalmente no cumplidos, como ocurrió, por ejemplo, en las mismas elecciones al Parlament de 2012, en que Convergencia i Unió (CiU) terminó quedando muy lejos de la mayoría absoluta y obtuvo unos resultados mucho peores que los pronosticados por cualquier encuesta, o posteriormente, en casos como el del Brexit o las elecciones presidenciales estadounidenses, con resultados que la mayoría de encuestas no pronosticaron[1].

“La campaña de las elecciones al Parlament de Catalunya de 2015 se produce en un contexto de pérdida de credibilidad de los sondeos”

Para estudiar la presencia y el tratamiento de las encuestas preelectorales a la prensa durante la campaña de las elecciones al Parlament de Catalunya de 2015 se realizó un vaciado de todos los artículos de prensa con menciones a las encuestas preelectorales. Seguidamente, se hizo un análisis del discurso de todos los artículos, a partir de la observación, por un lado, de aspectos relativos a la jerarquización y espacio otorgado a las piezas periodísticas que hacían referencia y, por otra parte, del análisis de lo que se decía y cómo se decía, atendiendo a aspectos como el léxico y las adjetivaciones y los roles narrativos que les atribuían (Van Dijk, 1990; Gee, 1999). El estudio conjunto de estos aspectos en todos los artículos de prensa sobre encuestas preelectorales debía permitir dar respuesta a tres grandes cuestiones: el grado de importancia que la prensa otorga a las encuestas preelectorales, el grado de confianza hacia las encuestas que la prensa otorga a las encuestas preelectorales, y la visión general sobre las encuestas preelectorales que se desprende de la prensa (positiva, negativa o neutra).

En el estudio que presentamos concluimos que el 43% de las piezas analizadas se refieren a encuestas ajenas al rotativo que las publica, mientras que sólo un 8% citan los sondeos del propio medio. Igualmente, el 49% de todas las noticias analizadas citan ambos tipos de encuestas, propias y ajenas. Así pues, estos datos corroboran el extraordinario interés de los medios de comunicación por los sondeos, publicando informaciones a todas horas aunque sean elaboradas por medios distintos a los que las publican y contribuyendo al infoentretenimiento (sumar a la información parte de entretenimiento). También certifica esta tendencia el hecho de que los periódicos analizados den una gran preeminencia jerárquica a las encuestas, ya que más del 60% de los artículos analizados se encuentran en una posición de apertura de página. Ahora bien, también hay que hacer notar que en la mayoría de artículos con referencias a las encuestas, éstas no eran el tema principal, sino que tan sólo aparecían mencionadas.

Figura 1. Muestra de análisis

 (a) Las referencias a encuestas propias de El Periódico, El Punt Avui y Diari Ara corresponden a encuestas publicadas antes del período electoral, ya que estos diarios no publicaron ninguna encuesta propia durante la campaña.

(a) Las referencias a encuestas propias de El Periódico, El Punt Avui y Diari Ara corresponden a encuestas publicadas antes del período electoral, ya que estos diarios no publicaron ninguna encuesta propia durante la campaña.

Sobre el total de 458 piezas publicadas se concluye que de los diarios estudiados, el Diari Ara es el que más piezas periodísticas referentes a encuestas publicó: un total de 102. Seguidamente, el diario El Periódico publicó 80; el rotativo editado en Madrid La Razón, 75; La Vanguardia, 58 piezas; El Punt Avui, 52; El País, 38 informaciones y opiniones; El Mundo, 37; y el diario ABC, tan sólo 15 piezas. La encuesta ajena más citada por los rotativos estudiados fue la realizada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

“El Diari Ara es el que más piezas periodísticas referentes a encuestas publicó”

El conjunto de rotativos utiliza un 53% de piezas estrictamente informativas para hablar de encuestas, mientras que el 47% son de opinión. Sin embargo, hay rotativos como La Razón en la que el 71% de las piezas periodísticas donde se habla de encuestas son de opinión y un 29% informativas. En menor medida también pasa en La Vanguardia, rotativo en el que las piezas de opinión representan el 57% y las informativas 43%. Los diarios que más piezas publicaron hablando de encuestas fueron el Diari Ara (22,30%), El Periódico de Catalunya (17,50%) y el rotativo La Razón (16,40%).

Figura 2. Pronósticos de las encuestas publicadas durante la campaña electoral

encuesta 2.JPG

En cuanto al acierto de las encuestas, concluimos que, a diferencia de lo sucedido en las elecciones de 2012, los pronósticos no se desviaron mucho de lo que finalmente ocurrió, a excepción de los casos de C's y CSQP. Con respecto al primer partido, todas las encuestas les pronosticaron unos resultados más modestos, aunque finalmente tuvieron un total de 25 diputados. En cambio, en el caso de CSQP todos los sondeos le otorgaron más representación que los 11 diputados que finalmente obtuvo. Esto explicaría por qué el tratamiento dado a las encuestas en la prensa no varió significativamente después de celebradas las elecciones.

“Los pronósticos no se desviaron mucho de lo que finalmente ocurrió”

Es remarcable también que más del 85% de las piezas publicadas no citen las fichas técnicas de cada encuesta, y que el 98% de las piezas no haga ninguna referencia al procedimiento de realización de la encuesta, ni advierta del margen de error. También concluimos que los rotativos no hacen ningún esfuerzo de explicación de la complejidad que hay en la transferencia de votos a escaños. Así, el 95,6% de las piezas periodísticas analizadas no se advierte de las inferencias necesarias para pasar de votos a número de escaños. Todo esto pone de manifiesto el poco rigor con el que se hace referencia a las encuestas en la prensa, especialmente si se trata de sondeos que no han llevado a cabo los mismos rotativos.

“Los rotativos no hacen ningún esfuerzo de explicación de la complejidad que hay en la transferencia de votos a escaños”

La excepcionalidad de los comicios de 2015 genera que la temática predominante en las encuestas sea, además del estricto resultado electoral sobre la intención de voto, la preferencia sobre la independencia de Catalunya. También se tratan temas como la lengua catalana y la identidad nacional. Gran parte de los diarios, especialmente los editados en Madrid, también presentan la competición electoral eminentemente como un enfrentamiento entre dos bandos: el de los independentistas y el de los unionistas.

Otra de las conclusiones sustantivas del análisis es el uso del lenguaje. Así, se observa que el léxico científico propio de la demoscopia es prácticamente inexistente. Cerca del 15% de las informaciones utilizan un léxico esotérico, con augurios y vaticinios como términos más utilizados. Cerca del 30% de las piezas utiliza un lenguaje competitivo con un léxico que hace referencia a victoria, competición y derrota, con múltiples variantes y sinónimos.

“El léxico científico propio de la demoscopia es prácticamente inexistente”

En cuanto a la confianza en las encuestas, un 48,6% lo expresan explícitamente, mientras que sólo el 2,7% de las piezas desprenden desconfianza (del 48,7% no ha sido posible determinar la tendencia). En este sentido, sólo un 14% de las piezas analizadas ofrecen una visión explícitamente positiva sobre las encuestas, mientras que un 4% ofrecen una visión explícitamente negativa.

En definitiva, se puede concluir que los diarios analizados, nuevamente, y como ya sucedió en las elecciones de 2012 (Besalú y Pont, 2014), hicieron un amplio eco de las encuestas electorales realizadas, tanto propias como ajenas, lo que indica que los sondeos siguen siendo un actor más, y muy relevante, de las campañas electorales.

 

Salvador Percastre-Mendizábal.

Consultor político y miembro del Grupo de Investigación en Comunicación Política, Medios y Democracia de la Universitat Pompeu Fabra en Barcelona.

 *Reseña de la obra: Besalú-Casademont, R, Percastre-Mendizábal, S., y Pont-Sorribes, C. (2018). Les enquestes preelectorals a la premsa: pronòstics, tractament i legitimitat. En A. Capdevila-Gómez, C. Pont-Sorribes, R. Besalú-Casademont, y C. M. Moragas-Fernández (eds.), Eleccions de to plebiscitari: Comunicació política i comportament electoral a les eleccions catalanes del 2015 (p. 149-167). Girona: Documenta Universitaria. [ISBN: 978-84-9984-433-6]


[1] Hay que decir, sin embargo, que a menudo los pronósticos de las encuestas que no se cumplen tienen explicaciones perfectamente científicas, como por ejemplo cuando la distancia entre dos opciones es muy pequeña y queda absorbida por el margen de error de los resultados, o cuando entre el período de realización del trabajo de campo para la encuesta y las elecciones se ha producido algún acontecimiento que ha hecho cambiar el sentido del voto a un número significativo de personas. Sin embargo, raramente este tipo de explicaciones tienen eco.

Bibliografía

AIRA, Toni; CURTO, Víctor; ROM, Josep (2009). Comunicació política i d’institucions públiques. Barcelona: UOC.

BESALÚ, Reinald; PONT, Carles. Caracterització i legitimitat de les enquestes electorals a la premsa. Dins: Carles Pont Sorribes, Arantxa Capdevila Gómez (ed.). Del carrer a les urnes: el dret a decidir, en campanya. 1 ed. Barcelona: Documenta Universitària; 2014. p. 259-289. 

Van Dijk, Teun A. (1990). La noticia como discurso. Comprensión, estructura y producción de la información. Barcelona: Paidós.